Medir para mejorar: métricas cruciales para la Gestión de Emisiones de Carbono en empresas

Comparte este Insight

En Trinoa no nos cansamos de apostar por la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente. Y un punto crucial en todo ello es la reducción de emisiones de carbono. Esto se ha convertido en un objetivo para las empresas, enfocándose en la sostenibilidad empresarial y la responsabilidad ambiental. Para conseguirlo, es preciso realizar mediciones de las emisiones de carbono mediante estrategias efectivas de gestión ambiental y logren la reducción de la huella de carbono corporativa.

Si tienes una empresa o negocio y quieres cuidar del planeta realizando una correcta medición de las emisiones de carbono, en este artículo explicaremos las métricas esenciales que debes considerar para evaluar y mejorar tu desempeño en la gestión efectiva de emisiones de carbono.

Descubre con Trinoa como puedes implementar un enfoque basado en datos para impulsar una reducción efectiva de las emisiones de carbono de tu empresa y contribuir positivamente al medio ambiente.

La importancia de la medición de emisiones de carbono en las empresas

A medida que la conciencia sobre el cambio climático aumenta y la presión por conseguir la reducción de emisiones de carbono se intensifica, las organizaciones se ven cada vez más obligadas a adoptar un enfoque proactivo para cuantificar y comprender el impacto ambiental de sus operaciones.

Las métricas de carbono precisas no solo ayudan a las empresas a evaluar su contribución contra el calentamiento global, sino que también sirven como punto de partida crucial para implementar estrategias de mitigación.

Por qué Medir es Clave en la Gestión Ambiental

La respuesta a esta cuestión es bastante sencilla: una medición precisa de las emisiones de carbono de tu empresa ayudará a que tomes decisiones más sostenibles e informadas. Conociendo esta parte de tu negocio, podrás identificar de forma correcta las áreas en las que trabajas y puedes reducir las emisiones de gases de efecto invernadero mejorando los procesos. Además, a la larga, te supondrá también ahorro de trabajo y dinero.

Otra cuestión que puede ser útil tras medir y realizar una correcta gestión de emisiones es que conocerás todos los riesgos y oportunidades ambientales que están asociados con tu actividad empresarial. De esta forma, sabrás con exactitud en qué labores debes centrarte para mejorar en sostenibilidad.

La medición precisa permita también evaluar el impacto de tu actividad empresarial en términos de consumo de recursos como el agua o la electricidad. Al comprender el uso específico de estos recursos, se pueden implementar prácticas de conservación efectiva que reduzcan el desperdicio y mejoren la eficiencia operativa.

Pero la cosa no queda ahí. De la misma manera, se puede mejorar en términos de procesos de producción y cadena de suministro. Al rastrear y cuantificar los residuos generados por tu actividad empresarial, se pueden aplicar estrategias de gestión de residuos efectivas como la reducción, la reutilización y el reciclaje, colaborando así con una producción más sostenible y reduciendo la contaminación ambiental. Sin olvidar que, al conocer el ciclo de vida de un producto, la información sobre todo el desarrollo es más específica y se podrían desarrollar productos eco amigables.

Una razón de peso más que debes tener en cuenta es que tras medir carbono y dejarlo reflejado, la reputación e imagen de tu empresa se verá beneficiada. Tanto consumidores como colaboradores y/o stakeholders buscan productos y servicios que sean sostenibles, por lo que medir tu huella de carbono puede demostrar el compromiso que tiene tu empresa con el planeta y la sostenibilidad.

Y, yendo mucho más allá, medir es clave en la gestión ambiental porque puedes ayudar la Tierra. El cambio climático puede traer consecuencias realmente devastadoras que afecten de forma drástica en la salud del ser humano y todos los seres vivos, en la seguridad o, incluso, en la economía mundial. Medir emisiones de carbono ayudará a mitigar los posibles efectivos negativos que puede conllevar el cambio climático.

Métricas clave para la medición de emisiones de carbono

Comprender las métricas clave para la medición de emisiones de carbono es fundamental para evaluar y controlar el impacto ambiental de las operaciones empresariales. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, hay diferentes tipos de emisiones que emergen de la actividad empresarial y, por lo tanto, cada uno se medirá de forma distinta.

Métricas de Alcance 1, 2 y 3

Una de las emisiones más comunes de clasificar las emisiones de carbono es según el alcance de su origen, que abarca desde las emisiones directas hasta las indirectas.

Alcance 1, emisiones directas

Estas emisiones son aquellas generadas directamente por las fuentes de propiedad o control de la empresa.

Dentro de esta categoría están, por ejemplo, las emisiones provenientes de la combustión de combustibles en instalaciones o las propias emisiones de procesos industriales específicos.

Algunas métricas clave para medir las emisiones de alcance 1 pueden incluir: la cantidad total de carbono liberado en la quema de combustibles o la medición de residuos generados por procesos industriales específicos.

Alcance 2, emisiones indirectas de energía

Son las emisiones indirectas relacionadas con la compra y el uso de energía, es decir, las relacionadas con la generación de energía consumida por la empresa, pero no producida por la misma.

Estas incluyen la electricidad adquirida y el calor consumido por la empresa en sus instalaciones.

Las métricas clave para medir las emisiones de alcance 2 pueden abarcar: el consumo total de electricidad y calefacción, junto con la cantidad de emisiones de CO2 generadas por la producción de la energía consumida.

Alcance 3, emisiones indirectas

Son otro tipo de emisiones indirectas que resultan de las actividades de la empresa, pero que no están directamente relacionadas con sus instalaciones o el consumo de energía.

Estas emisiones pueden originarse en la cadena de suministro, el uso de productos vendidos, los viajes de negocios…

Algunas métricas específicas para las emisiones de alcance 3 podrían incluir: la cantidad de emisiones generadas por los proveedores y socios comerciales, las derivadas de productos vendidos o las provocadas por los empleados y el vehículo de empresa.

La Intensidad de Carbono: qué es y cómo utilizarla en la medición

Una de las métricas fundamentales es la intensidad de carbono. Esta proporciona una visión detallada de la eficiencia con la que una empresa utiliza el carbono en relación con su actividad, evaluando la cantidad de emisiones de carbono generadas por su producción o ingresos.

Para calcularla se debe dividir el total de las emisiones de carbono de una empresa por una unidad específica de producción o actividad. Es decir, por el producto fabricado, el ingreso total generado o cualquier otra métrica de producción relevante para el negocio. El resultado es una medida relativa que puede ayudar a comparar la eficiencia en la gestión de carbono entre empresas.

La utilidad de la intensidad de emisiones radica en su capacidad para proporcionar una comprensión clara de la eficiencia en el uso de los recursos y la huella ambiental de una empresa en relación con su producción. Al monitorear y analizar la intensidad de carbono, las empresas pueden identificar áreas de mejora y establecer metas realistas para reducir su impacto ambiental. 

Además, la intensidad de carbono puede utilizarse como una herramienta para comparar el desempeño ambiental de una empresa con el de sus competidores o con los estándares de la industria. Esto puede fomentar la competitividad y el progreso hacia prácticas empresariales más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. 

Al incorporar la intensidad de carbono en la medición de emisiones, las empresas pueden obtener una perspectiva más completa de su impacto ambiental y trabajar en la implementación de estrategias efectivas para reducir las emisiones de carbono. Al hacerlo, no solo están cumpliendo con sus responsabilidades ambientales, sino que también están fortaleciendo su posición en el mercado y contribuyendo a un futuro más sostenible para las generaciones venideras. 

Empresas de tecnología como Google y Microsoft han implementado medidas significativas para reducir su intensidad de carbono. Han invertido en energía renovable para alimentar sus centros de datos y operaciones, lo que ha resultado en una disminución sustancial de su huella de carbono. 

Fabricantes de automóviles como Tesla han liderado la transición hacia vehículos eléctricos y han promovido la adopción generalizada de tecnologías de vehículos de cero emisiones. Su enfoque en la producción de automóviles eléctricos ha contribuido significativamente a la reducción de carbono en el sector automotriz. 

Herramientas y métodos para la medición de la intensidad de carbono

La medición de la intensidad de carbono requiere el uso de diversas herramientas y métodos que permiten recopilar datos precisos y fiables. Algunas incluyen: 

  • Software de medición de carbono. Permiten a las empresas recopilar y analizar datos sobre emisiones de carbono en toda su cadena de suministro. 
  • Auditorías de carbono. Son métodos de evaluación detallados que ayudan a identificar áreas de ineficiencia energética en los procesos y operaciones de una empresa.
  • Análisis del ciclo de vida (ACV). Es un método integral que evalúa el impacto ambiental de un producto o servicio en todas las etapas de su ciclo de vida, desde la extracción de materias primas hasta su disposición final. 
  • Informes de sostenibilidad. Proporcionan pautas y normas para la medición y divulgación de emisiones de gases de efecto invernadero. 

Informes y Comunicación de Resultados

Realizar una correcta métrica de las emisiones de carbono sirve también para la realización de informes y comunicación de resultados, tanto para informar a consumidores como a otros interesados.

Comunicación Transparente

Para ello es importante que la comunicación sea transparente y sincera. De esta forma, se conseguirá con el consumidor, empleados y/o stakeholders confianza y lealtad, además de construir una reputación sólida y duradera en el mercado.

La transparencia en la comunicación promueve la confianza entre los empleados y la dirección, lo que a su vez fomenta una cultura organizacional sólida y comprometida, además de aumentar la moral y el compromiso con el trabajo. De esta forma, los trabajadores se sienten valorados y respetados al comunicarles de manera clara y abierta.

Asimismo, una comunicación abierta y honesta con los clientes crea una base de lealtad y confianza, lo que puede traducirse en una mejor retención de clientes y una mayor satisfacción general. Las empresas que se comunican abierta y honestamente sobre sus prácticas comerciales, políticas y valores tienden a ser percibidas como más confiables y éticas, lo que puede influir en las decisiones de compra y asociaciones comerciales. 

Una cultura de comunicación transparente puede ayudar a las empresas a manejar de manera más efectiva las crisis y los problemas imprevistos. Al mantener a todas las partes interesadas informadas y actualizadas durante momentos difíciles, las empresas pueden mantener la confianza y minimizar el impacto negativo en su reputación y sus operaciones. 

Así contribuyen los resultados en los informes ESG

Y es aquí donde los informes ESG ganan protagonismo. ¿El motivo? Los informes ESG se pueden convertir en informes ambientales, ya que desempeñan un papel crucial al proporcionar un marco para la divulgación de información relacionada con la huella de carbono y las prácticas de gestión ambiental de una empresa. 

Estos informes permiten a las empresas comunicar de manera transparente y coherente sus esfuerzos en la reducción de emisiones de carbono, así como el impacto de sus operaciones en el medio ambiente. A través de los informes ESG, las empresas pueden revelar métricas específicas relacionadas con la medición de carbono, como la intensidad de carbono, las emisiones de gases de efecto invernadero y sus estrategias de mitigación de carbono. 

Y se puede demostrar. Goldman Sachs, uno de los bancos de inversión más destacados a nivel mundial, se ha posicionado como líder en el ámbito de las finanzas sostenibles a lo largo de varios años. Su informe ESG resalta las iniciativas de la empresa para fomentar prácticas comerciales sostenibles, tales como la inversión en energías renovables, el respaldo a pequeñas empresas y la promoción de la diversidad y la inclusión. 

Otra empresa que también ha trabajado durante varios años, en la promoción de prácticas comerciales sostenibles como empresa líder en bienes de consumo es Unilever. Su informe ESG resalta las diversas iniciativas de la compañía, desde la reducción de emisiones de carbono hasta el impulso de la agricultura sostenible y la defensa de la igualdad de género.

Y por si quieres ver otro ejemplo de informe ESG, hablemos de AT&T, una de las empresas líderes en el sector de las telecomunicaciones a nivel global, ha asumido un compromiso firme con la promoción de la sostenibilidad en todas sus operaciones y en su extensa cadena de suministro. Su informe resalta los esfuerzos proactivos de la compañía para reducir los residuos, fomentar el uso de energía sostenible y mejorar la huella ambiental de sus productos y servicios.

Así, la medición precisa de emisiones de carbono es esencial como base para la toma de decisiones sostenibles en las empresas, ya que proporciona una visión clara del desempeño y ayuda a tomar decisiones informadas y sostenibles. Además, permite evaluar riesgos y oportunidades ambientales, mejorar la eficiencia de recursos y optimizar la cadena de suministro. La transparencia en la comunicación de resultados y la adopción de informes ESG contribuyen a fortalecer la confianza y la lealtad, demostrando un compromiso genuino con la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente.

Comparte este Insight

Posts relacionados