Cómo medir la huella de carbono de tu empresa

Comparte este Insight

Si quieres alcanzar la neutralidad de carbono con tu empresa el primer paso que debes tomar es medir tu huella de carbono. Es decir, la cantidad de gases de efecto invernadero que emite tu compañía en un período de tiempo determinado.

 

Realizar este análisis te permitirá entender las áreas de mejora en tu negocio así como visualizar oportunidades que te ayuden a dar los siguientes pasos: mitigar y compensar tu huella de carbono.

 

Sin embargo, sabemos que medir la huella de carbono de tu empresa no es un proceso fácil, por eso en este artículo queremos mostrarte cómo hacerlo.

 

Y, si necesitas ayuda, en Trinoa ponemos a tu disposición nuestros servicios de medición de huella de acuerdo a estándares de mercado: GHG Protocol y MITECO.

 

Si quieres que te acompañemos en el camino hacia la neutralidad de carbono solo tienes que escribirnos haciendo clic aquí.

Cómo medir la huella de carbono de tu empresa en 7 pasos

1- Establece los parámetros básicos

Para empezar, te recomendamos establecer unos parámetros básicos:

    • Los límites de la organización y los límites operativos: tendrás que decidir qué áreas de tu empresa incluirás en tu análisis y cálculo de huella e identificar las fuentes emisoras asociadas a las operaciones dentro de esas áreas. Así, podrías calcular la huella de toda tu empresa o solo la de un departamento.
    • El período de tiempo a medir: deberás escoger un período de tiempo determinado para medir tu huella. Por ejemplo, el año natural anterior al momento del cálculo.
    • Los datos de consumo: antes de pasar al análisis necesitas tener claro qué datos de consumo puedes medir: kWh de electricidad, litros de gasolina, litros de gasoil…
    • Los factores de emisión: los factores de emisión de CO2 son equivalencias en gramos o kilogramos de contaminante emitido a la atmósfera por cada kWh eléctrico, litro de combustible, etc. Por ejemplo, el MITECO ofrece sus propias tablas de equivalencias, para facilitar el cálculo de huella a las empresas que quieran registrar sus emisiones de manera oficial.

 

2- Analiza las emisiones directas (Alcance 1)

Una vez claros los parámetros básicos, es hora de analizar las emisiones directas. Es decir, las emisiones de gases de efecto invernadero generadas por quema de combustibles por parte de la organización.

 

Para ello tendrás que tener en cuenta aspectos como los desplazamientos en vehículos, el consumo de combustibles fósiles, las fugas de los equipos de climatización y/o refrigeración y otras actividades directas que generan gases de efecto invernadero.

 

3- Analiza las emisiones indirectas (Alcance 2)

Además de las emisiones directas, toda empresa tiene emisiones indirectas derivadas del consumo eléctrico contratado.

 

En este paso también debes contabilizar las instalaciones de energía renovable para autoconsumo, ya que en el caso de tenerlas repercutirán positivamente en tu huella de carbono.

 

4- Analiza otras emisiones indirectas (Alcance 3)

Para terminar con tu análisis, debes tener en cuenta otras emisiones indirectas: otras emisiones necesarias para tu actividad pero que no son generadas directamente en tu empresa. Por ejemplo:

    • La compra de bienes y servicios.
    • El transporte y la distribución.
    • Los residuos generados.
    • Los viajes de negocios.
    • El transporte de los empleados hasta el centro de producción.
    • El tratamiento de los productos una vez finalizada su vida útil.
    • Etc.

 

5 -Convierte los datos en equivalentes de carbono

Una vez que tienes todos tus datos de consumo ya puedes calcular la huella de carbono de cada uno de ellos multiplicándolos por los factores de emisión.

 

Huella de carbono = dato de consumo x factor de emisión

 

Por ejemplo, si sabes que en el año 2020 tu empresa gastó 10.000 litros de gasóleo de automoción, deberás multiplicar ese dato por el factor de emisión del litro de gasóleo en 2020 (2,686 kg CO2/l).

 

Ejemplo:

Huella de carbono = 10.000 x 2,686 = 26.860 kg CO2

 

6- Crea un inventario de huella en tiempo real

El cálculo de huella debería contar con una herramienta en tiempo real, con la que tú y tu equipo podáis visualizar vuestros datos de emisiones y prevenir desajustes que afecten negativamente a vuestra huella.

 

Esa es la razón por la que en Trinoa hemos creado nuestra plataforma digital, que te permite visualizar la huella de carbono de tu empresa para tomar decisiones rápidas. 

 

7- Informe de huella de carbono

El último paso para medir tu huella es recoger tus conclusiones en un informe de huella de carbono que puedas compartir con tus grupos de interés.

 

Desde Trinoa también te ayudamos con este último paso, diseñando materiales que comunican datos complejos a través de textos e imágenes sencillos y adaptados a las necesidades de tus diferentes stakeholders.

Medir la huella de carbono de tu empresa: un proceso que merece la pena

Medir tu huella de carbono es el primer paso para alcanzar la neutralidad de carbono pero somos conscientes de que no es un proceso sencillo.

 

En Trinoa te lo ponemos fácil gracias a nuestra plataforma digital y nuestro servicio de cálculo de huella de carbono.

¿Quieres calcular la huella de carbono de tu empresa?

En Trinoa te ayudamos

Comparte este Insight

Posts relacionados