¿Cómo inscribirse en el registro de huella de carbono y qué empresas deben hacerlo?

Comparte este Insight

No es la primera vez que desde Trinoa hablamos sobre el registro de huella de carbono, ya que es un tema que preocupa a empresas y PYMES de forma constante. Para todas aquellas que tengan dentro de sus objetivos empresariales el compromiso de reducción de emisiones de efecto invernadero y el cuidado del medio ambiente, este artículo es de su interés.

Cómo hacer la inscripción en el registro de huella de carbono

Para empezar, son cuatro los requisitos que debe cumplir tu empresa o PYME para registrar su huella de carbono.

    1. El tipo de huella de carbono que debe inscribirse es la de organización, es decir, presentar las emisiones de gases de efecto invernadero emitidas, de forma directa o indirecta, por tu empresa durante un año.
    2. El alcance mínimo necesario para que tu empresa o PYME pueda registrarse, corresponde a aquellas emisiones directas de fuentes controladas por la entidad (alcance 1) y aquellas emisiones indirectas relacionadas con la compra y el uso de energía (alcance 2).
    3. Las emisiones de alcance 3 y aquellas de alcance 1 y 2 en organización no PYMES o PYMES que registren emisiones de proceso, deben estar verificadas por un tercero independiente.
    4. La empresa debe contar con un plan de reducción que conste de las actividades que se realizarán para conseguir que las emisiones de gases efecto invernadero de tu organización tengan un alcance mínimo.

Una vez que tu empresa cumple estos cuatro requisitos, puedes inscribirte en el Registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción de dióxido de carbono. Además de los requisitos anteriores, debes adjuntar cierta documentación que variará si la organización cuenta con la verificación de la huella de carbono o no.

Si tu empresa no tiene la huella de carbono verificada, los documentos a adjuntar son:

    • Formulario A de solicitud de inscripción.
    • Certificado de capacidad legal solo en caso de que la inscripción sea de forma presencial.
    • Información resumida de los cálculos, ya sea a través de las diferentes calculadoras de huella de carbono de alcance 1+2 que existen o de un documento que refleje los factores de emisión y los datos de la actividad de los empleados.
    • Hoja de cálculo o base de datos con la información detallada de los consumos de combustibles fósiles y electricidad.
    • Plantilla de registro o informe propio de la descripción de la organización.
    • Plan de reducción e informes de seguimiento.

Por el contrario, si tu empresa sí tiene la huella de carbono verificada, la documentación que se debe presentar es la siguiente:

    • Formulario A de solicitud de inscripción.
    • Certificado de capacidad legal solo en caso de que la inscripción sea de forma presencial.
    • Certificado de verificación de huella de carbono por una entidad acreditada.
    • Informe de la huella de carbono verificado.
    • Plan de reducción e informes de seguimiento.

Cabe destacar que la entidad puede pedir más información adicional si así lo considera. Todo ello lo encontrará de forma más detallada en la web del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico.

Pero si además quieres que tu empresa esté presente como organización que trabaja en la reducción de la huella de carbono, debes saber que la cosa no queda ahí. Para ello, es necesario demostrar que tu organización ha disminuido las emisiones relativas al nivel de su actividad. Para ello, se deben cumplir los siguientes criterios:

    • La reducción para un año concreto implica de forma directa la inscripción de la huella de carbono de dicho año y de los tres anteriores. Es decir, si quieres registrar la huella de carbono de tu empresa del año 2023, necesitas también el cálculo de los años 2022-2021-2020.
    • Las emisiones se analizan según una ratio, que es el resultado de la división de las emisiones entre el índice de actividad.
    • Para conseguir cumplir los criterios de reducción, la media de los tres últimos años de dicha ratio debe ser menor que la media de los tres años anteriores.

Para una mayor comprensión de la reducción en el registro, el Ministerio para la Transición Ecológica facilita el siguiente esquema:

 

Cómo se calcula la reducción en el registro

 

No hay que olvidar que también existe un área de proyectos de absorción de CO₂ en las que las empresas y organizaciones pueden registrar sus proyectos relacionados con la captura de dióxido de carbono vinculados con la gestión de la tierra.

Así, los proyectos de absorción deben cumplir, a su vez, los siguientes requisitos:

    • Encajar en las siguientes actuaciones: repoblación forestal en zonas sin bosque desde el 31 de diciembre de 1989 y actuaciones en zonas forestales incendiadas para el restablecimiento de la masa forestal existente.
    • Que la ubicación sea en territorio nacional.
    • Una hectárea mínima de actuación donde la cubierta de las copas de los árboles sea del 20% en madurez como mínimo y la altura de los mismos de 3 metros.
    • Que el proyecto lleve en marcha mínimo 30 años, siendo su arranque posterior a la campaña de plantación de 2012-2013.
    • Contar con un plan donde se incluyan las actuaciones previstas.
    • Tener el cálculo de las absorciones a través de la calculadora del Registro.

Una vez se cumplen estos requisitos, sucede lo mismo que con el registro anterior: la documentación a presentar varía.

Si el proyecto que se presenta está relacionado con las repoblaciones forestales con cambio de uso de suelo:

    • Formulario B de solicitud de inscripción.
    • Documento oficial acreditativo del uso del suelo lo más cercano a la fecha del 31 de diciembre de 1989.
    • Documento oficial acreditativo del uso del suelo de la parcela en el momento previo a la ejecución del proyecto.
    • Declaración del titular en el que se compromete a la permanencia del proyecto en el tiempo.
    • Documentos acreditativos de la puesta en marcha del proyecto.
    • Plan de gestión.
    • Ficha resumen de las actuaciones y declaración responsable de los participantes.
    • Documento acreditativo de que el solicitante posee los derechos sobre las absorciones generadas en la parcela.
    • Cálculo de las absorciones de CO₂.
    • Localización del proyecto en formato digital.
    • Documentación acreditativa del cumplimiento de la legislación vigente.
    • Acreditación de la propiedad de la parcela.
    • Memoria descriptiva del proyecto.

De otra forma, si el proyecto que se presenta está relacionado con las actuaciones en zonas forestales incendiadas para el restablecimiento de la masa forestal existente:

    • Formulario B de solicitud de inscripción.
    • Documento oficial acreditativo del uso del suelo de la parcela en el momento previo a la ejecución del proyecto y en el momento previo a que sucediera el incendio.
    • Documento acreditativo de que ha tenido lugar el incendio.
    • Declaración del titular en el que se compromete a la permanencia del proyecto en el tiempo.
    • Plan de gestión.
    • Documentos acreditativos de la puesta en marcha del proyecto.
    • Ficha resumen de las actuaciones y declaración responsable de los participantes.
    • Documento acreditativo de que el solicitante posee los derechos sobre las absorciones generadas en la parcela.
    • Cálculo de las absorciones de CO₂.
    • Localización del proyecto en formato digital.
    • Documentación acreditativa del cumplimiento de la legislación vigente.
    • Acreditación de la propiedad de la parcela.
    • Memoria descriptiva del proyecto.

Guías e información más detallada en la web del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico.

Una vez tengas todos los documentos necesarios y los formularios rellenados, debes pedir la solicitud de inscripción en el registro a través de la Oficina Española de Cambio Climático (a través de su correo o de su sede electrónica) o de la Dirección General del Medio Natural. Recuerda que es necesario la demostración de la representación legal de la organización.

¿Qué empresas deben hacer la inscripción en el registro de huella de carbono?

Como se ha explicado en otros artículos, este registro es de carácter voluntario, por lo que se deben inscribir aquellas empresas y/o PYMES españolas que quieran demostrar el esfuerzo realizado por la reducción y compensación de las emisiones de efecto invernadero.

Organizaciones obligadas a realizar el registro y cálculo de huella de carbono

La Ley 7/2021 de 20 de mayo de Cambio Climático y Transición Energética, marcó que las empresas están obligadas a reducir su huella de carbono a partir del año 2023. Además, según recoge el artículo 11 del Real Decreto 163/2014 de 14 de marzo:

“Las empresas afectadas por la Ley 11/2018 en materia de información no financiera y diversidad, que traspone la Directiva Europea 2014/95 o sus posteriores modificaciones, calcularán de manera anual la huella de carbono de su organización siguiendo los requisitos establecidos en este real decreto, siempre y cuando esto sea compatible con el cumplimiento de dicha Ley”.

También tienen la obligación de calcular su huella de carbono los ministerios de la Administración General del Estado, sus organismos autónomos y las entidades gestoras de la Seguridad Social. Todas las obligaciones establecidas por dicho artículo entrarán en vigor el 1 de enero de 2025.

Ventajas de inscribir a tu empresa en el registro de huella de carbono

Obligatorio o no, inscribir a tu empresa en el registro de huella de carbono te ofrece ventajas únicas:

    1. Cumplir regulaciones.
    2. Aumentar credibilidad al demostrar compromiso ambiental.
    3. Ser más competitivo en mercados sostenibles.
    4. Acceder a mercados y financiamiento sostenible.
    5. Identificar áreas de mejora.
    6. Mitigar riesgos futuros al gestionar emisiones.
    7. Aumentar resiliencia al cambio climático mediante adaptación.
    8. Mejorar la imagen de marca con logros de reducción de emisiones.
    9. Estimular la innovación y eficiencia reduciendo emisiones.
    10. Contribuir a objetivos globales contra el cambio climático

Comparte este Insight

Posts relacionados